domingo, 12 de febrero de 2012

CONVERSACIÓN AULA 3 AÑOS. ANA ZAPATA

Seguimos hablando e investigando sobre nuestro cuerpo. Del comentario que hace uno de los niños “todos podemos ver porque todos tenemos ojos”, surge esta conversación.

¿Todo el mundo puede ver con los ojos?

LEO.- Sí, porque todo el mundo tiene ojos.
BLANCA.- Menos los ciegos.

¿Quiénes son los ciegos?

BLANCA.- Los que no ven y se chocan.

¿Conocéis alguna persona ciega?

GONZALO.- No ven ni la pelota, ni nada y tenemos que darle la mano.

¿Para qué tenemos que darle la mano?

RAÚL.- Para que no se choquen

¿Y si van solos?

BLANCA.- Pues se chocan.
LEO.- Sí pueden ir solos, hacen con el pie pon, pon, pon y siguen.

Para saber si nos podemos mover sin ver, decidimos andar como los ciegos, tapamos los ojos a algunos niños y hacemos que se muevan por la clase libremente. Después preguntamos cómo se siente cuando andan sin ver.
¿Cómo te sentías?

LEO.- Que no podía ver, no tenía miedo porque soy valiente.
BLANCA.- Bien porque tenía miedo.
GONZALO.- (No terminó el recorrido, quiso destaparse los ojos, se mostraba con mucho temor diciendo que no quería jugar más a eso, tenía las lágrimas saltadas).

¿Te ha gustado?

GONZALO.- No, no me ha gustado chocarme, porque dice mi papá que los ciegos se chocan mucho. Tenía miedo, tenía miedo de chocarme.

¿Tú qué piensas cómo se sienten los ciegos cuando andan por la calle?

GONZALO.- Mal porque les atropella un coche.

Les cuento que todas las mañanas voy a desayunar con mis hijos y el profe Juan a una cafetería que hay enfrente del colegio. Siempre cruzamos por el mismo paso de cebra y más o menos a la misma hora. Casi todos los días nos encontramos con una chica ciega que viene andando por la acera de enfrente y nos sorprende a todos como no se choca y además se detiene cuando llega a la altura del paso de cebra para cruzar. Siempre nos preguntamos: ¿cómo que no se choca con nada de lo que hay por la acera? ¿Cómo sabe que está ahí el paso de cebra? ¿Cómo sabe cuando tiene que cruzar si no ve los coches que se acercan?...

BLANCA.- Los señores ayudan a los ciegos, les ayudan para que no se choquen o también las señoras.

Comentamos esto como una posibilidad, como una ayuda para estas personas.
Hacemos que niños con los ojos cerrados anden por la clase con los ojos tapados ayudados por otros, cogidos de la mano y siguiendo lo que los otros les dicen.
¿Y si no hay personas que te ayuden en algún momento?

GONZALO.-Con un bastón.
Barajamos esa posibilidad y hacemos que niños anden por la clase con los tapados y ayudados por palos que hacen las veces de bastón.

Pueden observar que de esas dos maneras no se chocan y andan más seguros que cuando se movían sin ayuda por la clase con los ojos tapados.

BLANCA.- Los bastones de los ciegos son blancos.
GONZALO.- Yo he visto un viejo con un bastón marrón. Es marrón porque sí ve, pero los viejos necesitan bastón.
BLANCA.- Los ciegos necesitan bastón porque si no se pueden caer.

¿Por qué se pueden caer los viejos?

CARLOS M.- Porque tiene las piernas viejas.

¿Se pueden ayudar a los viejos con algo más que no sean otras personas o bastones?

GONZALO.- Con un murciélago.

¿Y cómo se puede hacer para que un murciélago ayude a un ciego a andar para no chocarse?

GONZALO.- No me he equivocado, tiene que ser con algo que vaya más bajo.
BELÉN.- Con un elefante.
GONZALO.- No porque es muy grande y no cabe por las aceras, ni entre los coches.
ÁLVARO.- Un perro.
GONZALO.- Claro, es más pequeño y va andando por la calle.
BLANCA.- Pero un perro ciego no.

Vemos un vídeo en el que un ciego se desplaza guiado por un perro guía.

He mandado a los padres que al pasear por las calles observen el mobiliario urbano y le enseñen y les cuenten todos aquello que hay en ellas y que sirve para facilitar la movilidad de los viandantes por las calles. Todo se recogerá en un listado con fotos que se añadirá a las paredes que de la clase.

Nos hemos preguntado también cómo pueden los ciegos leer un libro o disfrutas de una película.
Una de posibilidad que ha salido ha sido que el cuento se lo podemos contar.
Hemos hecho la experiencia.
Se le ha tapado los ojos a un niño y entre todos le hemos contado un cuento que todos desconocían, “El pirata Metepatas”. A través de las imágenes del cuento los niños han contado la historia del cuento (esto se ha recogido en vídeo).
Por último el niño que tenía los ojos tapados ha contado la historia que los otros le han contado, todos estaban satisfechos porque habían podido comprobar que Carlos se había enterado bien de su historia y su idea había funcionado.
Finalmente les leí el cuento a los niños y descubrieron que era otra historia diferente pero tan válida como la que ellos habían contado.
Escribieron el título del cuento y lo decoraron para añadirlo al mural.