martes, 1 de noviembre de 2011

Maite López Prácticas de aula 1

PRÁCTICAS DE AULA 1
Partiendo de mi poco conocimiento sobre los proyectos voy a intentar escribir cómo lo estoy desarrollando en mi aula.. Tengo que partir este escrito explicando que en mi cole trabajamos los proyectos a través de una editorial (Anaya) y que lo único que está predeterminado del proyecto es el título (en este caso las elecciones). A partir de aquí todo se puede modificar y todo puede variar.
Todo esto empezó durante el mes de septiembre, eran los primeros días de cole y estábamos poniendo en nuestra aula las normas (las mismas del curso pasado, ya que mi clase ahora es del nivel de 4 años) y en asamblea surgió la siguiente conversación:
Profe: ¿Por qué son importantes las normas?
Lidia: porque hay que jugar, que hay que prestar plastilina.
Quique: Porque si no sería un desastre, sería una leonera.
Adrián: Porque si no nos castigan.
Alejandro (gritando): Seño, seño, es que si no se cumplen las normas esto está lleno de gritos, ¿A que sí?
Manuel: Porque con las normas se portan bien.
Profe: ¿Os gustaría vivir sin normas?
Adrián: no, porque si no no sabemos las normas.
Ángela: Porque hay que hacer caso a la persona grande.
Moisés: Porque si no sería una locura, porque todo sería un desastre.
Alejandro: Si no hay normas no escucho.
Profe: ¿En casa hay normas?
Manuel: No
Profe: ¿Tienes juguetes en casa?
Manuel: si, juego mucho.
Profe: Y cuando terminas de jugar, ¿Recoges tus juguetes?
Manuel: Si, mi madre me lo dice y yo lo recojo.
Profe: ¿Y eso es un norma?
Manuel: No
Moisés: Si es una norma, igual que esa (señalando al mural de las normas donde pone “recoger los juguetes”)
Quique: En mi casa si hay normas.
Moisés: Y en la mia
Profe: ¿Cuáles son las normas de casa?
Moisés: Todas las que hay en casa. Portarse bien y cuidar a tu mascota muy bien.
Alejandro: si hay seño, que no se grita.
Partiendo de esta conversación decidimos realizar en clase el mural de las normas y poner en nuestra clase las sillas del “Hablo” y “escucho” para que cuando surja un conflicto en clase o alguien no cumpla alguna norma podamos solucionarlo hablando.

Al cabo de unos días presenté el cuento “El flautista de Hamelín” con la intención de que reflexionaran sobre la importancia de cumplir las normas y sobre la responsabilidad que tiene una persona que está al servicio de una comunidad (en el caso del cuento sería el alcalde, pero en el caso de la clase, sería un mediador/a).
Estuvimos realizando entre todos un flautista gigante y los niños/as de la clase que se los llevaba el flautista en el caso de que nuestro representante no cumpliera su palabra.
A través de este cuento surgió entre ellos el interés por la palabra Alcalde ¿Quién es? ¿Dondé están? Y a partir de ahí estuvimos investigando y llegamos a la conclusión que se puede ser alcalde de ciudad o de pueblo y de la gran responsabilidad que tiene un alcalde con los ciudadanos. El tema de la ciudad les interesó mucho a mis alumnos/as, tanto que empezamos a investigar sobre los edificios públicos que hay en cada ciudad, así que les pedimos ayuda a las familias y cada niño/a realizó con ayuda en casa una maqueta de un edificio público con cajas de cartón, de manera que realizamos una pequeña maqueta de ciudad en clase con diferentes señales de tráfico.
Esta pequeña maqueta en principio, me ocupa ahora la mitad de mi clase, llegando incluso a dejarme sin espacio de
asamblea, pero mis niños/as están deseando jugar, así que lo
he dejado y ahora tenemos en clase el rincón de la ciudad.
Todas las mañanas, dedicamos un ratito para realizar recorridos por la ciudad. Por ejemplo, un día nos vamos a la policia, con un muñequito de playmobil y vemos que allí se puede realizar el DNI, que podemos decirle que nos han robado el coche o que un niño/a de la ciudad se ha perdido. Otro día nos
vamos al edificio de correos, y allí mandamos una carta o recogemos un pedido, cada día de la semana va cambiando el edificio público y el empleado público para realizar una función diferente. De esta manera los niños cuando van al rincón de la ciudad reproducen lo que se ha vivenciado en la asamblea.
Evidentemente, todo esto que estoy explicando ahora no termina aquí. Estuvimos viendo a través de un powerpoint diferentes cualidades que pueden tener diferentes niños/as, tales como estar contento, correr mucho, bailar bien, consolar,... y de todas estas cualidades estuvimos estudiando las que servirían para ser un buen mediador o mediadora y que ellos vayan eligiendo los diferentes candidatos.
Por ahora, no puedo explicar más, ya que me he quedado ahí con mis niños. En la siguiente práctica seguiré contando como se desarrolla esta experiencia en mi aula.
¿Cuáles son tus propósitos, tus objetivos en esta práctica como maestro/a?
Lo que yo pretendo conseguir con esta práctica es que mis alumnos/as tengan autonomía, que sepan comportarse como buenos ciudadanos dándole un valor positivo a las normas y que entiendan por qué son necesarias para vivir en sociedad.
¿Cómo han intervenido los alumnos/as?
Los alumnos/as han realizado el mural del cuento del flautista, han realizado junto las familias la maqueta de los distintos edificios y lugares públicos de una ciudad y han construido juntos una pequeña ciudad en clase.
¿Cuál es tu intervención en ella?
Mi intervención se ha limitado ha realizar lo que marcábamos juntos en cada momento (Si querían hablar sobre algo, convocaba asamblea, si querían realizar un mural del flautista llevándose a los niños/as de la clase, realizando el mural, organizando la ciudad,...) y estimulando momentos de reflexión, diálogo y juego sobre los edificios de la ciudad y las normas de convivencia comunes.
¿Por qué has elegido esas imágenes?
Creo que las he elegido por que visualizan las cosas mas importantes de la práctica que estoy describiendo ahora.
¿Se ha generado alguna documentación?
Creo que si. Que se han generado murales, maquetas, recogida de información a través de internet,...