martes, 28 de febrero de 2012

TAREA 2: PRÁCTICAS DEL AULA. Carolina Escudero Doñoro

Tengo una
clase de tres años, a principio de curso, los alumnos/as llevaban a clase
juguetes, cuentos... de sus casas, me dí cuenta que en asamblea, los mostraban
a los demás y explicaban porque lo habian traido, cómo era, cómo se jugaba....
pensé que sería una buena idea para trabajar la acogida de las identidades; ya
que esos juguetes forman parte de sus vidas y están dando lugar a que nos
conozcamos mucho mejor y qué surjan contenidos de valor.
De ahí
surgió la caja de los tesoros, en esta caja los niños/as dejan todos los
días sus juguetes para compartirlos con
los demás.

Seño: ¿Qué tesoros hemos traido hoy? (Coloco la caja de los
tesoros en medio de la asamblea para que vayan metiendo sus tesoros).

Alba: Yo no he traido ninguno

Daniel: Yo traigo dos coches, mira uno y dos. Este se llama
rayo y aquí es pequeñito pero es muy grande y es rojo y corre muy deprisa y es
el más rápido y hace así ruuummmm. Y este es el macarra que corre también más
rápido y es de hierro y es muy fuerte.

Ángela: Yo tengo un Budy vaquero, se tira de esta cuerda y
habla solo, como en la pelicula.

Giulia: Yo he visto esa pelicula.

Sara: Sí, y yo se llama Toy Story.

Todos: hablan todos a la vez diciendo que ellos también la
han visto.

Seño: ¿Puedes tirar de la cuerda para que lo escuchemos?

Ángela: Sí (tira de la cuerda y lo escuchamos). Hay que
tener cuidaito porque si tiras muy fuerte se puede romper, por eso hay que
tirar flojito, como yo.

Lola A: Yo traigo una bolsa con muchas letras. (Va sacando
de una en una). Mira esta es una letra, y esta es otra, y esta otra.

Seño: ¿Para qué sirven las letras?

Lola A: Las letras sirven para escribir

Laura: Sí, mi hermana escribe muchas letras, cuando hace los
deberes, porque ella es grande.

Carlos: Y mi mamá.

Julio: Mi hermana que se llama Ana también lee las letras.

Pepe: Mira seño estas son mis manos aquí estan las letras
que tu escribistes y estas letras dicen Pepe.

Carmen: Hay también estoy yo.

Todos: Y yo.

Adrián: Seño, pues yo no sé pintar mi nombre.

Alberto: Yo tampoco

Seño: ¿Qué podemos hacer?

Pepe: Si tú pones las letras las podemos aprender.